Enrique Forner, prolífico dibujante de tebeos

Leía hace unos días un post de Tinta al Sol al hilo de la muerte del escritor J. D. Salinger en el que destacaba que en nuestro mundo actual que aquel que no promociona su obra corre el peligro de que esta no sea conocida.

Como bien sabemos Salinger es el paradigma de escritor que se aisla del exterior, que llega a parecer un ente ajeno a su propia obra, de manera que todos conocen su “El guardián entre el centeno” pero nada sobre quien la escribió. Hasta tal punto es así, que mucha gente exclamó ante la noticia un intrigado “¿pero todavía vivía?”. Salinger no promocionó su obra y muchos llegamos a ella por relaciones tangenciales, en mi caso, la curiosidad ante el dato de que el asesino de Lennon estaba obsesionado con esa novela.

Alrededor del post se discutió sobre los tipos de autor. Estaba claro que Salinger era un caso extremo, una persona que disfrutaba con la creación pero rechazaba su publicación. Evidentemente la opción más deseada es que el literato vea su obra convertida en libro y leída por el público. Dentro de ella también tendremos variantes: desde el escritor que es publicado por una editorial al que opta por la autoedición.

Rody Futuro, interior. Imagen: Editorial Cornoque

Me vino a la memoria un caso peculiar que no entraba dentro de los citados. Se trata de un dibujante de tebeos español, Enrique Forner, que realizó varias colecciones entre los años 40 y 90. De su mano surgieron personajes como “El Sheriff Jef Rice y Plumita“, “Rody de la patrulla del Espacio“, “Jasper Craig“, “Kim de los oceanos“, la serie de historietas mudas “Fantasias“…

¿Cómo? ¿Que no sabes de quién te estoy hablando? Es normal. Enrique Forner hizo todos esos trabajos y muchos otros en esos 50 años, pero nunca los publicó. Según su familia se trataba de una persona extremadamente tímida y cuando le recomendaban enviar sus trabajos a las editoriales se negaba a ello.

Es curioso ver como una persona, que tenía miedo a acercarse a ese mercado para poner en circulación su obra, replicaba sus estructuras y convenciones: tebeos estructurados en series por temática y personajes, cross-overs de personajes de otras series, spin-offs de secundarios, extras, números especiales… Y todo ello pensado para su disfrute personal, sin intención de difundirlo.

Rody Futuro, portadas. Imagen: Editorial Cornoque

Gracias a Editorial Cornoque por permitirme usar las imágenes de la obra de Enrique Forner.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *